Artículos periodísticos

Argentina más cerca de vender carne fresca a Japón

12 de Febrero de 1998
Ambito Financiero

La Argentina sería declarada libre de aftosa sin vacunación el año próximo y así quedarían abiertas las puertas de acceso al mercado de carnes de Japón.

El director general de la Oficina Internacional de Epizootias (OIE), Jean Blancou, quien está en Buenos Aires y participó ayer en la inauguración de la sede americana de la OIE, con sede en la Argentina, admitió: "Sólo falta que la Secretaría de Agricultura de este país defina cuándo será la última vacunación y a partir de allí comenzarán a correr los tiempos de rutina".

La declaración del funcionario del máximo organismo sanitario internacional, que depende de la Organización Mundial de Comercio, toma trascendencia ya que el titular de Agricultura, Felipe Solá, ya había advertido que una de las aspiraciones del país es lograr el nuevo status sanitario. A partir de ese momento, la Argentina podrá gestionar en Japón la clasificación de "riesgo cero", que permitiría iniciar las exportaciones de carnes frescas.

Desde que el país fue reconocido como "libre de aftosa con vacunación", el año pasado en París -sede central de la OIE- prácticamente todos los mercados del mundo fueron abriéndose para las carnes argentinas. Japón se constituye así en la "asignatura pendiente" para los exportadores argentinos. Un mercado muy diferente, sofisticado, con buen poder adquisitivo, que permitiría a los exportadores argentinos penetrar en nichos específicos y de alto valor. Japón produjo el año pasado 454.000 toneladas de carne (peso res), consumió 1.450.000 toneladas (11,5 kg/habitante) e importó 850.000 toneladas desde Estados Unidos, Nueva Zelanda y Australia, países que operan desde hace varios años en los circuitos no aftósicos de carne. Si la Argentina lograra penetrar en algún nicho o si pudiera captar una mínima parte del consumo japonés, aun en carnes manufactura, generaría una explosión en las exportaciones. De hecho, pese al contexto adverso en el mercado internacional de carnes, si la Argentina ingresa con carnes a Japón, podrá exportar -según previsiones oficiales- un volumen total de 700.000 toneladas durante el año 2000. De lo contrario, el incremento de las ventas al exterior sería más lento.

Con la declaración de la Argentina como país libre de aftosa sin vacunación se consolidaría una tendencia que se manifiesta desde el último año en cuanto a seguridad alimentaria y calidad sanitaria de los productos argentinos. De hecho, recientemente una delegación japonesa estuvo en el país para certificar los sistemas sanitarios y se consideró una señal positiva de los importadores orientales.

El titular de la OIE admitió también en su paso por la Argentina que el país es libre de "vaca loca" (BSE) aunque aún no existe en el organismo internacional una reglamentación para extender una certificación con status sanitario en relación con la enfermedad que tuvo epicentro en Gran Bretaña y afectó el consumo en Europa.

Volver Página
principal
Seguir